El papel es un artículo presente en la vida humana desde hace muchos años cuando fue inventado Ts’ai Lun, cortesano chino en el año 105; ya que anteriormente se empleaban materiales para escribir como fragmentos de bambú o seda. No obstante, hoy en día se cuenta con diferentes tipos de este material, los cuales conocerás a lo largo de la lectura de este post.

Características que definen un tipo de papel

Desde la invención del papel, se han creado diferentes combinaciones de materia prima que dan origen a sus tipos; a fin de adaptarlo para diferentes contextos y utilidades.

No todos ellos tienen la misma función, depende directamente de sus propiedades, lo que permite que sean empleados para una u otra cosa. Dentro de sus detalles más relevantes se encuentran:

  • Gramaje o su peso por metro cuadrado.
  • Volumen, determinado por la cantidad de aire que contiene el papel.
  • Espesor, lo que determina su rigidez y estabilidad.
  • Rugosidad, propiedad vital que afecta el proceso de escritura o impresión sobre su superficie.
  • Opacidad, relacionada con su tono y en consecuencia, lo que permite que la tinta aplicada sobre él sea visible.

Tipos de papel y sus utilidades

Teniendo presentes los elementos que sirven para distinguir un papel de otro y se traducen en versatilidad; damos paso a los diferentes tipos de ellos que encontrarás a nivel comercial:

Papel Repro

Es conocido también como offset o de impresión; uno de los más frecuentes en el mercado y fabricado a gran escala. Útil, sin lugar a dudas, para escribir tanto de forma manual como impresa.

Papel Satinado

Se caracteriza por mostrar una suavidad y brillo especial, empleado usualmente para imprimir fotografías e imágenes tanto en blanco y negro como a color; con una alta calidad de definición.

Papel Adhesivo

Es creado con un pegamento especial para poder fijarlo a otras superficies, lo que es típico de etiquetas, papel de embalaje y pegatinas.

Papel Reciclado

Es creado a partir de restos de otros papeles y empleado para diferentes actividades; pero en especial como papel higiénico; su tono es usualmente un blanco sucio y se obtiene con diferentes resistencias.

Papel Bond

Es un papel tipo carta, resistente y que se fabrica bien blanco o en colores; su gramaje va desde 60 a 130. Se utiliza para imprimir documentos, sobres o páginas de libros.

Papel Glossy

Usualmente empleado para dar vida a imágenes y fotografías, ya que cuenta con consistencia y calidad; no obstante de ser costoso y empleado solo en impresoras de inyección de tinta.

Papel bio o ecológico

Es el obtenido sin talar bosques naturales, pensado en la conservación del medio ambiente y reforestando cada vez que sea necesario.

Papel cuché o estucado

Está fabricado con más fibras cortas que largas, lo que hace que su resistencia sea menor; pero alta la calidad para su impresión. Es empleado frecuentemente para crear revistas, libros o folletos.

Papel tissue

Es un papel suave y absorbente, creado con cierta resistencia al agua; de acuerdo con su finalidad. Son ejemplo de este tipo las servilletas, el papel de cocina y otros elaborados con capacidad para limpiar sin deshacerse.

Papel prensa

Es un papel de caducidad muy temprana; por lo que se utiliza para imprimir periódicos o publicaciones cuyo uso no se desea mantener a lo largo de mucho tiempo.

Además de los tipos de papeles mencionados anteriormente, se puede añadir el cartón que es una combinación de papeles de diferentes grosores, la cartulina más gruesa que el papel repro y con mayor volumen, el papel utilizado en bellas artes destinados a pinturas acrílicas o acuarelas.

Finalmente, no se puede dejar de mencionar el papel de manualidades empleado para envolver regalos o el autocopiativo que sirve para transcribir lo que se escribe sobre él, por tener la peculiaridad de manchar.